HOME Noticias Mercado

    ¿Has olvidado tu Palabra clave?
    ¿Quieres darte de alta?
: Nº de Socio
: Palabra clave

Internacional

Nacional

Sala de Prensa

Contacto




















Una ‘app’ permite a los que usan audífonos ajustarlos sin ir a un especialista

  • El especialista crea a distancia un nuevo programa a medida para que se descargue el paciente y que él mismo actualice el aparato vía bluetooth

Barcelona - 10/11/2017


Imaginemos que un aficionado al blues va al Festival Internacional de Jazz de Montreal. Supongamos, también, que usa audífono. Cambia de ciudad, de actividad y de idioma y se da cuenta de que no percibe igual los sonidos. Incluso se siente incómodo. Lo que antes podía estropear completamente el viaje ahora queda en una anécdota gracias a la asistencia remota.

Los expertos en audiología Beltone han sido los primeros en incorporar en su modelo Beltone Trust el servicio de asistencia a distancia, que han bautizado como Remote Care. Así se rompe la barrera de la necesaria presencia física entre el paciente y el profesional para la adaptación del aparato.

El Beltone Trust incorpora un sistema de asistencia remota

a aplicación está disponible para los dispositivos Apple así como para los Android más populares y permite que el paciente mande una nota de incidencia con sus problemas. A modo de cuestionario puede seleccionar si escucha muy bajo, amortiguado, en qué lado tiene el problema, con qué programa lo sufre (lectura, restaurante, deporte… Como si de un ecualizador se tratara) y añadir alguna nota para el profesional.

Sin importar su ubicación, el audioprotesista recoge sus quejas y crea un programa a medida nuevo que puede descargar el mismo en el móvil e instalar en sus audífonos vía bluetooth. De preferir su anterior versión solo tiene que deshacer la actualización pulsando restablecer.

Las personas con problemas de audición que viajan son las que pueden beneficiarse especialmente de este sistema

Esto supone una revolución tanto para la gente activa, que viaja y no puede desplazarse a su centro, como para todos los usuarios, mayores o no, con problemas motores que ya no dependen de la presencia física para pequeños ajustes. “Del 60 al 70% de las incidencias se pueden arreglar por control remoto”, explican desde Beltone.

La aplicación ahorra las visitas durante el protocolo de adaptación. “La memoria auditiva es temporal. Si escucho la voz de mi abuelo 40 años después de su muerte no la reconoceré. De la misma forma, recuperar esos sonidos perdidos gracias al audífono se hace de manera progresiva. Solemos empezar tres decibelios por debajo y se suman poco a poco para evitar dolores de cabeza o molestias. El Remote Care simplifica este proceso porque las actualizaciones de sensibilidad se pueden hacer a distancia”, explican los profesionales.

La conexión remota permite también saber con exactitud si el usuario ha empleado el audífono siguiendo las recomendaciones o no, ya que queda recogido en su Data Login. El precio del modelo más sencillo del Beltone Trust, con seguimiento en el gabinete y visitas ilimitadas, ronda los 2.000 euros. Tiene una batería de una semana de duración, que corresponde a unas 14 horas de uso al día. Al igual que con la batería de cualquier dispositivo, esto varía según su uso. Mantiene un tamaño muy discreto pese a tener que albergar la pila y el dispositivo bluetooth y es sumamente ligero.

La filial de Beltone elabora, a su vez, patentes que emplean el resto de marcas y fue pionera en incorporar una aplicación que siguieron el resto de casas para controlar desde el smartphone los parámetros del audífono. Tras descargársela de la Apple Store o Google Play esta permite, a nivel usuario, reducir el sonido ambiental, el ruido del viento o cambiar la dirección del habla. Algo útil en estas fechas, bromean, a modo espía en las largas mesas de las cenas de Navidad.

La aplicación ahorra visitas a centros especializados en audición, lo que es muy práctico si estamos de viaje. (María Segade)

España es un país coqueto y reticente a llevar audífono. La primera visita al médico por problemas de audición se registra a los 68 años de media, pero no es hasta los 73 cuando el paciente se decide a incorporar el aparato en su vida. Sin embargo, los profesionales saben que trabajan en un sector floreciente.

Se estima que adaptan unos 220.000 aparatos al año. “La contaminación acústica de las grandes urbes, el mal uso de los dispositivos que fuerzan el oído y la inversión de la pirámide demográfica nos da indicios de que, con el paso del tiempo, cada vez serán más los que acudan a nosotros”, explica Sandra Salobral, marketing manager de Beltone.

La sordera provoca problemas de adaptación social, baja autoestima y poco desarrollo cognitivo llegando a acelerar el Alzheimer. Inconvenientes fáciles de solucionar acudiendo a los expertos. Los audífonos de hoy son tan avanzados que ni los notas, ni se notan.



Fuente:La Vanguardia


<< Volver

 
Asociación Nacional de Audioprotesistas - Audiólogos Protésicos · Clot, 192 Entl. 2 · 08027 Barcelona · T. 93 408 20 96 · F. 93 408 24 56 · Nif. G08943375 · Aviso Legal · Consulta · By Omnia Comunicación